Como todos los años; coincidiendo con el puente de la Constitución, el colectivo más numeroso de hospitaleros voluntarios (el vinculado con la Federación de Asociaciones de Amigos del Camino) se ha reunido para disfrutar de unas jornadas de convivencia.

Los más de 150 voluntarios llegados de diversos puntos de España y el extranjero (Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia u Holanda) se han reunido en Javier, el epicentro emocional y espiritual de Navarra junto con el próximo Monasterio de Leyre.

Se visitó el citado monasterio (una de las muestras mejor conservadas del primer románico español) donde descansan los restos de los Reyes de Navarra. También hubo tiempo para recorrer el viernes por la mañana, las calles primorosamente conservadas de Sos del Rey Católico. Y conocer la Iglesia de San Esteban y la cripta de la Virgen del Perdón, de la localidad aragonesa.

A la llegada de la excursión, la sorpresa llegó en modo de peregrino. El catalán, Ricardo Cobos, de quien muchos sabíamos que había empezado en Agosto a caminar desde Roma en dirección a Santiago, apareció sorpresivamente en Javier. El azar quiso que fuera recibido por 150 hospitaleros, para él solito. Aprovechamos para anunciar que nuestra próxima noticia en pilgrino consistirá en una emotiva entrevista con Ricardo, aprovechando la citada coincidencia.

El sábado 8 los «hospis» disfrutaron del habitual filandón, en el que los más atrevidos suben al escenario para mostrar sus dotes artísticas. Tras la celebración eucarística por el día de la Inmaculada, llegó la cena internacional en la que cada uno de los asistentes aporta algún alimento o bebida típico de su región o bien que haya sido elaborado por el mismo.

Por la mañana, hubo tiempo para reflexionar sobre el estado del Camino de Santiago y de los albergues de donativo que atienden este colectivo.

El domingo como siempre, fué día de despedidas y abrazos (unos antes y otros después de comer). Todos recordaremos el encuentro de 2018 por celebrarse nada más y nada menos que en Javier, referente histórico navarro y por tanto, español.