De entrega altruista, dentro y fuera del Camino. O ya puestos, en el Camino de la Vida que es la existencia con sentido que todos anhelamos. Esta gente (José, Marta, Livia y Unai, a quienes más conocemos de los albergues A Pedra en Sarria y La Piedra en Villafranca del Bierzo, junto a Miguel Ángel y Dolores del Albergue A Reboleira en Fonfria, Celes y Alicia del Albergue El Cántaro en Navarrete y Sonia de Albergue Izar en Viana) después de atender durante 8 meses a miles de peregrinos en sus establecimiento con la mayor ternura y dedicación, se marchan a Senegal con el dinero de su bolsillo a ayudar a quienes allí lo necesitan. Les acompañan más voluntarios, entre ellos médicos y enfermeras. Una vez en África se dedican sobre todo a paliar las deficiencias sanitarias y educativas de la población. Sanan y educan (a través de la entraga de material escolar), casi nada.

La iniciativa partió de José y Marta junto a Miguel Ángel y Dolores. Se fue extendiendo en la comarca y ahora varios establecimientos (no solo albergues, comercios de todo tipo) han colocado huchas de donativo en las que cualquiera puede colaborar en esta maravillosa propuesta de ayuda.

Estos albergues privados del Camino y los hospitaleros que los atienden representan una de las muestras más generosas de compromiso con los peregrinos y con todo aquel que lo necesita (como hemos explicado) fuera de la ruta jacobea. Son un hermoso ejemplo y como siempre en Pilgrino os queremos transmitir la admirable entrega de estos y otros cientos de albergues privados que combinan con gran criterio y dedicación la ayuda al peregrino con hacer viables sus establecimientos que no dejan de ser su medio de vida y el de muchos empleados (generando la consabida riqueza en esos municipios).

Muchas veces nos surgen dudas sobre la idoneidad de coloborar con proyectos altruistas. Desde Pilgrino os animamos a que lo hagáis con Hospitaleros Sin Fronteras. Les conocemos y son un ejemplo como pocos de ayuda al peregrino, de las personas más bondadosas que nos hemos encontrado en nuestros miles de kilómetros caminados. Son ellos directamente los que gestionan y entregan la ayuda en M´Bour, la ciudad del sur de Senegal en la que intentan hacer más llevadera la vida de sus habitantes. Entrando en su página hospitalerossinfronteras.org podéis colaborar en sus proyectos de ayuda con una donación.