Nos referimos al documental de Joan Planas (Camino sin límites) sobre el viaje a Santiago de una familia granadina, incluido uno de los hijos con parálisis cerebral y en silla de ruedas. A nosotros nos ha maravillado y queremos transmitíroslo dos meses después de verla y de su estreno (queríamos reposarla convenientemente). Es de una honestidad brutal. Todos los peregrinos que aparecen en ella: la madre (sí, es la que lleva el coche de apoyo y es tan peregrina como la que más a su manera), los dos hermanos, quienes les ayudan; transmiten bondad, respeto y amor por el Camino y por la vida. No sabe uno con quien de ellos quedarse. En estos tiempos de frivolización del Camino, encontrarse con semejantes testimonios: sinceros, apasionados, entregados al Camino y al destino que nos depara, aportan esperanza sobre el sentido que tiene para todos nosotros la ruta jacobea.

Teníamos nuestras dudas sobre el documental ya que a veces vemos más postureo que otra cosa en algunas supuestas iniciativas solidarias en el Camino. También porque nos hemos dedicado al audiovisual durante muchos años y sabemos de las trampas que se gastan muchos para conseguir la lágrima fácil. Sin embargo, Camino sin límites, nos parece un contenido absolutamente honrado. La sucesión de testimonios emociona a cualquiera y no puede uno dejar de enamorarse de los protagonistas del documental, desde la madre o los hermanos, al chico croata o a la estadounidense. En fín, que hay vida y esperanza en el Camino y los protagonistas de Camino sin límites (los hermanos Juan Luis y Oliver, la madre Ana, los peregrinos que les acompañan) y su director nos la muestran.

Si pincháis en el siguiente link podéis disfrutar del documental en Youtube: Camino sin límites

Fuente foto: Blog de Viajes y Viajeros. blog.minube.com